¿Qué son las Cremas Depilatorias y cómo funcionan?

Una crema que simplemente elimina el vello sin la precisión de afeitar o tener que apretar los dientes por usar cera puede parecer demasiado buena para ser verdad. Sin embargo, la ciencia detrás de ellas ha sido bastante perfeccionada y las cremas depilatorias ofrecen una forma rápida, cómoda y segura para eliminar el vello en el hogar.

Como funcionan las cremas depilatorias? 

La forma en que funcionan las cremas depilatorias, es que ellas descomponen la estructura de la queratina y las proteínas del vello. Esto de forma efectiva adelgaza y disuelve la base de los vellos, hasta el punto en que son lo suficientemente débiles para romperse cuando la crema es enjuagada. Las cremas normalmente contienen  una serie de químicos alcalinos, formulados para descomponer estas proteínas. Sin embargo, son completamente seguras para su piel. Por supuesto, diferentes pieles tienen diferentes niveles de sensibilidad, así que es importante conseguir la adecuada para ti, y probar una cantidad de crema en una pequeña parte de la piel antes de intentar eliminar el vello en un área más grande.

 

Utilizar las cremas depilatorias en lugar de afeitarse proporciona una serie de beneficios:

 

Libre de Vello Grueso por más Tiempo

Las cremas depilatorias disuelven el vello justo por debajo de la superficie de la piel, a diferencia de cuando se afeita, que corta a través del vello justo por encima del nivel de la piel. Esto significa que puedes permanecer libre de vello grueso durante un máximo de cuatro días.

 

Vellos Más Suaves y Finos

Con la afeitada, como los vellos se cortan, los extremos se dejan cuadrados. El proceso que disuelve los vellos los deja con un extremo cónico, que se siente más suave al tacto. Con el tiempo, incluso podrás notar que tu vello vuelve a crecer más fino de lo que era, por supuesto, no tan bien como podrías encontrarlo con la cera. ¡Pero sin duda con una notable mejoría!

 

Rápido y Sin dolor

Este es posiblemente el más obvio e importante beneficio de las cremas depilatorias. Es un proceso tan fácil, que se puede hacer en la ducha, o justo antes, y requiere poco o ningún esfuerzo. Como no estás tratando con cuchillas, el riesgo de dolor está completamente minimizado, y la dermatitis causada por la afeitada puede ser una cosa del pasado.

 

Así que no tener vellos gruesos sino vellos finos con un mínimo de esfuerzo y dolor,  parece ser el beneficio que siempre has estado buscando. Por lo tanto, deja tu  máquina de afeitar y a cambio prueba una crema depilatoria, para que veas por ti misma los resultados.